close
Víctor Fabio, líder de la banda porteña Julio Piña: “Lo mejor del país está todavía a la sombra”

Víctor Fabio, líder de la banda porteña Julio Piña: “Lo mejor del país está todavía a la sombra”

Víctor Fabio (San Antonio, 1986) itinera entre Valparaíso, Talagante, Santiago y San Antonio, tocando, ensayando, gestionando y criando a Gael, su hijo de 4 años. Entre idas y vueltas, con el teléfono envía fotos, maneja las redes sociales de la banda que lidera – Julio Piña- cierra tratos por fechas para tocar, revisa mezclas, da visto bueno a afiches y un montón de otras cosas que hace un músico independiente en tiempos de autogestión dura. Claro, el dinero no sobra y aún no es posible delegar ciertas funciones que permitan avanzar más rápido en una escena musical chilena que balbucea entre lo profesionalizante y lo neoliberal.

Menos todavía para un tipo de música como la cumbia, que si bien pasa por un buen momento en términos de cifras –espectadores, discos, conciertos, reproducciones- se pone en alerta cuando lo que suena abandona lo superficial para convertirse en cumbia densa, triste, de autor.

Y los Julio Piña son densos. Herederos de los combos cumbieros de los 70 que redujeron y reemplazaron desde los bares de puerto a las grandes sonoras sesenteras de salón, agregan a su sonido una poética que retrata un espacio cotidiano donde se mezcla el espíritu de la fiesta con una mirada melancólica sobre la realidad y las relaciones humanas.

Con un primer disco editado en 2016, “Grandes Éxitos. Vol I”, la banda ha comenzado a ganar espacios para mostrar un energético show curtido en los escenarios de Valparaíso y San Antonio, que durante este último año ha concitado el interés del público de lugares tan diversos como Arica, Puerto Montt, Tacna, Temuco, Concepción, Santiago, Los Andes y Quilpué, entre otras ciudades, además de su comentado paso por el SXSW de Austin, en 2016.

Por acá el pregunta y respuesta con Víctor Fabio, su líder.

Están lanzando single de un disco nuevo que está por venir. ¿Cómo evalúas lo que pasó con “Grandes Éxitos Vol. I”, su primer trabajo de estudio?

¡Aparecimos! No de manera explosiva ni mediática, no como una “banda grande nacional”, sino como una banda buena de región, como un proyecto musical pretencioso y que tiene algo que decir. Eso me parece un gran éxito. Nos escuchan y nos valoran, se nos acerca la gente como quien se acerca a un amigo o a un amigo de un amigo y nos cuentan sus apreciaciones, volás, las historias que han tenido con ciertas canciones. En realidad ya considerábamos que esas canciones tenían un gran éxito, hablo de las canciones que reutilizamos de Sonora Patocarlo. Nos invitaron a varios matrimonios porque querían la “Cumbia entre tus brazos” como vals de los novios, porque se habían enamorado dedicándose ese tema, o cosas así. Hay historias muy bonitas de ese tipo, por ejemplo una pareja se conoció en la Isla del Sol mochileando. Se acercó un grupo a otro gracias a una guitarra que sonaba, el socio tocaba la cumbia entre tus brazos y ella conocía el tema. ¡Hermoso poh! En verdad nos va bien, nos escuchan, nos van a ver en vivo y se repiten y se repiten el plato. Nos vemos y ya tenemos con mucha gente una relación amistosa de tanto vernos, se saben las canciones que vienen para el próximo disco, es todo bien humano, sobre todo eso me parece que es la mayor bendición de no contar con el “éxito exitista” que te ofrece el mercado, que te hace tocar en cualquier lado, aceptando condiciones que no te gustan, transando cosas por aparecer más. Afortunadamente tocamos solo en lugares donde nos quieren y nos tratan bien.

“La Vieja Locura” –el single nuevo- remite a ciertos sonidos y temáticas ya exploradas en canciones anteriores como “La Despedida” o “La Mentira”, por ejemplo, lo que habla de una identidad propia.  ¿De qué está forjada esa identidad, cuáles son las temáticas que te importan como autor?

La calidad de las relaciones humanas. “La Despedida”, a pesar que parece triste, es positiva, plantea un término bueno, tranquilo. “La Mentira” y “La Vieja Locura” se meten en rupturas con errores de proceso, la última más sobre todo, porque trata de la posesión, la manipulación, el chantaje y las amenazas para sostener la pareja. Las 3 tienen a la relación de pareja como protagonista y a la idea de “amor”, que puede ser tan vaga, tan malentendida, una palabra tan excusa para someter a otro o a uno mismo a vidas destructivas o al menos estancadas. La gente tiende a estacionarse en una relación, se estanca, se pudre, y al tiempo alguno cae en cuenta y quiere vivir de verdad, o, al contrario, se le viene la creencia de que va a perder los años juntos (como si estuviera acumulando algo, una jubilación, un pozo del Kino), o bien se enfrenta a que le culpen por abandono. Harta culpa en las relaciones…Y yo quiero estar piola, en general, cagarme de la risa, y me ha costado a veces, porque soy criado como todos: educación cristiana, tele, amores de película, dramas de teleserie, música melodramática, y bueno… Desaprender es una cosa importante en este contexto. Estas canciones son parte de mi proceso de desaprender estas malas costumbres o mi opinión al respecto.

Hemos hablado otras veces de la raíz de un proyecto musical como Julio Piña. ¿Dónde encuentras esa raíz, qué sonoridades anteriores son las que constituyen el universo de la banda?

La música chilena. La cumbia chilena, el rock chileno, las experimentaciones, lo jazzeao, la cebolla, el chinchinero. Había que ser chileno no más. Obvio que hay influencias de todos lados, pero en mi caso hay una crianza noventera de escuchar y tocar harto repertorio nacional, es decir, harta educación musical de parte de bandas como Los Tres, por ejemplo, que para un cabro chico en esa época era un plato de harta contundencia: canciones onderas, algunas como a la antigua, sonoridades tan diversas como rockabilly y jazz huachaca, músicos excelentes, muchos aspectos interesantes como para querer seguir ese camino. En ese tiempo Alvaro Henríquez en su faceta de productor se manda la “Yein Fonda” y no solo pone en una vitrina para jóvenes a los viejos cuequeros, sino que también varios lotes de cumbia. Yo nunca pude ir a una de esas tocatas pero tenía los cassettes y me vacilaba los lados B donde al final de uno tocaban “Los dados cargados”, que era un lote de puros notables tocando cumbia, era como un cancheo de próceres: Parquímetro, Pedro Green, Pablo Lecaros, Carlos Silva y entre ellos el mismo Pancho Molina. En el segundo disco, al final del mismo lado, tocaba La Sonora de Tommy Rey. Para mí es la principal introducción a todo: cumbias, rock, webeo, buenos músicos, buenas letras, buenos discos, buenos shows. De ahí para adelante.

San Antonio, el lugar donde surge la idea de Sonora PatoCarlo y de Julio Piña después, ha levantado una serie de nombres para la escena chilena: Chinoy, Demian Rodríguez, Portugal, ustedes, y gente más nueva como No Bailo, Cactus Andante. ¿Qué hay allí que salen y salen canciones de la ciudad?

Y hay más: Pato Patín, Valentino Baos, Malestados, Abstract Symphony, Basek. Es cosa de que cualquier medio hiciera un reportaje a fondo de la música en San Antonio y tendrían varias páginas o minutos para nutrir de buena información al país. Y supongo que así pasa también en otros lugares de Chile. De Villa Alemana, por ejemplo, sabemos de los proyectos del Macha, de Sonora de Llegar, pero sin duda hay más. Se hacen a veces documentales, pero los ve poca gente. Habría que quitarle los medios de comunicación a los imbéciles que siguen idiotizando a la sociedad. Lo mejor del país está todavía en la sombra y lo peor, lo más estúpido, en primeras planas, en horarios prime. No sé cómo no les da vergüenza. Bueno, la respuesta precisa a la pregunta sobre San Antonio: no la sé.

Cómo miras lo que pasa políticamente en Chile y Valparaíso. La paradoja de la emergencia de movimientos políticos nuevos y la vuelta a una administración de derecha a nivel nacional. ¿Ves allí una temática que influye en los que escribes, por ejemplo?

No he escrito nada al respecto, no realmente. A mí no me interesa escoger a quien me gobierne. Elegir a quien me represente fue una ilusión bonita que creí hasta como los 24. Hubiera votado por Boric. Pero eso de andar eligiendo al mal menor me parece penca. Y viene pasando más o menos desde…. desde que la derecha tiró como candidato a Milhouse?? No he conocido líder alguno vivo en Chile. Y a falta de líderes inspiradores que seguir, buenos son los movimientos ciudadanos que elevan representantes y se suman a la democracia. Bien por ellos. No, no veo en este tema algo que me mueva a escribir una canción.

Como guitarrista te has paseado por diversos estilos en distintos proyectos musicales: el pop en Portugal, el rock electrificado en Terapia Grupal, acompañando a Chinoy y Demian Rodríguez en algunos momentos de sus carreras, en plan solista con la guitarra de palo, en clave jazz en otros momentos. ¿Cómo te defines finalmente por la cumbia, de dónde viene eso?

Esto puede ser contestado de muchas maneras. Primero no me he definido por la cumbia, es algo que se dio siempre. Desde el principio toqué cumbias mientras estaba en todos esos diferentes proyectos y puede que en 10 años esté haciendo quizás qué y al mismo tiempo siga tocando cumbia (o no). La historia de la música chilena está marcada por la cumbia: los Hi Bass tocaban cumbias en sus 10 primeros años, antes de cambiar a Los Jaivas. Congreso grabó un disco de cumbia para pagar la grabación de “Viaje por la cresta del mundo”. El webeo y/o la música bailable están muy pegadas en la música chilena, básicamente porque el chileno es muy bueno pal webeo (puede que sea nuestra característica principal). Y yo soy bien chileno (risas).

Preguntas cortas

Un libro chileno y por qué

Antología 1973 – 2014 de Claudio Bertoni: Porque es un greatest hits de este poetazo de Concón. Lo compré, lo leí y lo regalé rápidamente porque quería animar a un amigo a que escribiera.

Un disco chileno y por qué

Fome y La Sangre en el Cuerpo – Los Tres

El hombre puede – Ases Falsos

Justo y necesario – Fother Muckers

Amiga y Rebeldes – Alex Anwandter

Lo mejor – Fulano

Superactivo – Papanegro

Explosión de cumbias (LP1), Long Play #7,- Sonora Palacios

Teleradio Donoso, ambos discos.

Paria, Hipertenso, Gimnasia para momias – La Floripondio

Una película

Mr. Nobody (Jaco Van Dormael). Se ve bien, es entretenida, tiene tremendo rollo sobre las vidas posibles, un rollo con la realidad, el tiempo y lo difícil que puede ser tomar una decisión importante.

Un deseo

Trabajar tocando tranquilo, cómodamente y andar cagao de la risa.

Un sueño

Que la imaginación sea considerada una herramienta principal para desarrollar la paz y la evolución del ser humano. Hoy nutrimos la imaginación de la mayoría solo con basura, violencia, violación, guerra, poder. ¿Cómo se les va a ocurrir otra cosa a los niños cuando crecen? Vemos flaites matarse por carreras de autos, he visto peleas de autos chocándose, persiguiendo a un amigo para atropellarlo, muy rápido y furioso ¿Cómo no se dan cuenta lo ridículos que se ven pasándose esas películas? Pero obvio que se van a pelear, además, por tener el auto más bacán o las joyas o la tele más grande o la ropa cara, tapizaos en apariencia y completamente huecos del mate. ¿Para qué? ¿Quién responsabiliza al Estado o a la sociedad o quién hace protestas en contra de los contenidos que nutren el imaginario de lo que hace la gente? Nadie. Pero ahí está Humberto Maturana, ahí está Nicanor Parra, ahí está Patricio Guzmán, ahí está Jodorowsky, ahí está la tremenda cantidad de artistas chilenos, en la banca esperando que los metan a jugar. “Igual me da lo mismo… mientras gané la selección”. (C. Briceño).

Sobre La Vieja Locura

Disponible en YouTube, Portaldisc y desde este 5 de enero en tiendas digitales

Grabado por Pablo Recabal y Víctor Fabio, de manera itinerante en salas de ensayo, casas y hostales de Santiago y Valparaíso (Chile).

Mezclado por Pablo Recabal.

Masterizado en ARF Mastering, Nueva York, por Alan Silverman.

https://www.youtube.com/watch?v=ufghV-jygi4

 

Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Esta información, nota, entrevista, artículo o escrito fue elaborado a base de agencias de medios, comunicados de prensa, colaboradores, redactores u otros medios de comunicación.

Molo y Kuervos del Sur se unen en recital para dar inicio al año en Valparaíso

Subpesca establece veda extractiva del loco en 15 regiones de Chile