close
Urge un nuevo Rodoviario en Valparaíso: expertos dan las claves para mejorarlo

Urge un nuevo Rodoviario en Valparaíso: expertos dan las claves para mejorarlo

Al Terminal de Buses de la ciudad puerto le urge una remodelación. Sus usuarios se quejan por todas las vías de comunicación posibles de su mal estado, la falta de aseo y espacio que afecta a este lugar; la carta de presentación para quienes arriban a la capital regional. Conversamos con expertos sobre sus falencias. Conoce aquí su diagnóstico.

Marysol Bustamante A. 

Para el turista llegar al Rodoviario de Valparaíso es un caos. Siempre saturado de personas, su falta de aseo y el poco espacio son algunas de sus principales falencias. La bienvenida para el visitante en este terminal anticuado y estrecho para los buses, nunca ha sido de las mejores.

Hace más de 30 años que el terminal de pasajeros porteño se construyó y desde entonces no ha recibido remodelación. En el Concejo municipal hubo una propuesta para mudarlo y emplazarlo bajo la avenida Argentina, cuyo costo habría sido de $4400 millones. Sin embargo, la falta de voluntad política truncó esta idea. 

FALTA DE INFORMACIÓN 

Cualquier medio de transporte es fundamental en una actividad turística, explica Rodrigo Kaplan, Jefe de la carrera de Gestión en Turismo y Cultura de la Universidad de Valparaíso. El docente evidencia la inadecuada situación del terminal, determinando problemas como accesibilidad e infraestructura. “Adolece de servicios turísticos que le permitan ser una buena entrada”, dictamina.

El Jefe de carrera propone que si existe un nuevo proyecto de Terminal de Buses, “se construya en Placilla y exista un servicio de buses de acercamiento, para descongestionar la ciudad. Pero, en nuestro caso donde hay una mala planificación, ya están enclavados en el centro de la ciudad”. A su juicio, el rodoviario debería contar con datos sobre los servicios hoteleros que ofrece la ciudad, cuestión  escasa actualmente. “Tener buenos puntos de información que puedan solucionar los problemas que tiene los turistas, más que la adquisición de un servicio porque generalmente, cuando llegan ya tienen sus reservas hechas”, apunta.

ERROR DE PLANIFICACIÓN 

El principal problema es que el terminal simplemente, no da abasto, explica Carlos Lara, arquitecto de la Universidad de Valparaíso y Doctor de la Universidad Politécnica de Madrid, y apunta a que el edificio “está fuera de escala. Perdió el volumen necesario para la cantidad de gente que lo usa”. Esto porque fue construido hace más de treinta años y no logra responder a la demanda actual de buses y pasajeros. “Hace quince años viajar a Casablanca era complejo, salía con suerte un bus en la mañana y en la tarde. Ahora la frecuencia es mucho mayor”.

Sin embargo, ese no es el problema mayor. El terreno donde está el terminal es muy pequeño. “Hay un error de planificación. Generalmente, las ciudades con algún nivel de planificación tienen sus rodoviarios hacia las afueras de la ciudad. Valparaíso no la tiene y menos para instalar una estación. Me imagino que vieron un lote vacío y decidieron instalarlo allí”, sentencia Lara. Para el arquitecto, la única solución es sacarlo de ahí. “Debería estar en la periferia, pero siempre y cuando tenga una buena conexión con el transporte local. Si no, no tiene sentido”.

La ingeniera en Transporte, Alejandra Valencia, sostiene que hay que hacer estudios de demanda y frecuencia para remodelar el rodoviario.
La ingeniera en Transporte, Alejandra Valencia, sostiene que hay que hacer estudios de demanda y frecuencia para remodelar el rodoviario.

 CALLES ESTRECHAS Y DEMANDA 

Alejandra Valencia, Ingeniera en Transporte y docente de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, es una usuaria recurrente de este terminal, por lo que conoce de cerca sus falencias: la estrechez de sus calles de acceso y la falta de espacio.

Esto, explica Valencia, afecta la eficiencia del servicio. “Dificulta la entrada de buses, sobre todo los días viernes, fines de semana largo y lunes, cuando hay mayor demanda”. El problema, es que al ser un terminal “no puedes ubicarlo lejos del centro de la ciudad. Los turistas y la gente que viene a hacer trámites quiere llegar al centro”.

La solución para este terminal sería “remodelarlo completamente: que exista un lugar para que la gente espere cómodamente, mejorar el aseo y la información para turistas”. En términos de estructura, la experta señala que debería ver como referencia el terminal de buses de viña, que tienen “un estándar mayor” en ese aspecto. Y agrega: “habría que hacer un estudio de demanda y frecuencia, que si bien cumplen los horarios, hay demasiada congestión. Todas esas demoras aumentan los tiempos de viaje”. Es hora de cambiarle la cara al puerto. LOV

Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Esta información, nota, entrevista, artículo o escrito fue elaborado a base de agencias de medios, comunicados de prensa, colaboradores, redactores u otros medios de comunicación.

Viña del Mar: anuncian reconstrucción de cuartel General de Bomberos

Región de Valparaíso: invitan a cursos de introducción al chino mandarín