close
Escuela nortina de escasos recursos cumplió el sueño de conocer la Quinta región

Escuela nortina de escasos recursos cumplió el sueño de conocer la Quinta región

Gracias a la ayuda de diversos empresarios viñamarinos, los 8 niños nortinos de la escuela municipal Moisés López Trujillo pudieron recorrer la costa central e incluso ir por primera vez a un cine. Conoce acá cómo lo lograron.

Resisten al viento como si nada, los ocho alumnos de la escuela nortina, ubicada en pleno desierto de Atacama, observan el Congreso en Valparaíso por primera vez.  Los oriundos del Valle Canto del Agua, están emocionados y su profesor, Eduardo Rodríguez, sabe que esta es una oportunidad única para un establecimiento de escasos recursos como en el que trabaja. 

Gracias a las gestiones de Eduardo, el único profesor -hace siete años- de la escuela municipal Moisés López Trujillo, y obviamente, la ayuda de los apoderados y habitantes de su barrio que aportaron en sus eventos de recaudación, lograron concretar este viaje.  “Un día se me ocurrió preguntarle a mis conocidos de Viña si podían apoyarnos con el alojamiento. Ahí comenzó una cadena de ayuda gigante”, relata el docente titulado de la Universidad de La Serena.

Con este llamado de ayuda el profesor logró que sus niños se quedaran en el Hotel San Martín, donde generosamente se les tendió una mano. El bar viñamarino Tercer Tiempo les proveyó del almuerzo mientras estén acá y la Universidad Andrés Bello (UNAB) con su carrera de Turismo les dio transporte para conocer el Gran Valparaíso. “Los niños se han dado cuenta de lo que significa este viaje. Se  han portado excelente”, dice el profesor mientras mira a sus niños entrando al Congreso.

POR PRIMERA VEZ VAN A UN CINE

Eduardo Rodriguez es el único profesor de la escuela “Moisé López Trujillo”, en Canto del Agua
Eduardo Rodriguez es el único profesor de la escuela “Moisé López Trujillo”, en Canto del Agua

El valle de donde provienen los niños y el profesor queda cerca de la localidad  Carrisal Bajo, un sector caracterizado por la minería y la agricultura. Por eso, muchos de sus apoderados son pirquineros, trabajan en el campo de Olivos o recolectan huiro. La escuela es chica, solo 14 estudiantes van a clases de primero a sexto básico. Y este viaje ha sido revelador para ellos. “Les ha impresionado la distribución de las casas. Pareciera que está una encima de la otra”, dice sonriendo. Y agrega: “han hecho cosas que jamás pensaron, como ir al cine por ejemplo… es que hay niños que viven en la pobreza. Entonces qué mejor que vean otras realidades, para que vean que si le ponen empeño, pueden salir de ahí”.

La mayoría, cuenta su profesor, sale de la escuela y vive de la tierra, tal como sus padres. “No es malo, pero la idea es que vean más allá”. Muchos de estos niños nunca habían salido de Huasco. “Es la gran oportunidad que tienen para subir su autoestima, sacar cuarto medio y que puedan llegar a la Universidad”, explica, porque hasta el momento ninguno de los egresados ha cursado en la educación superior. Eso sí, Rodríguez cuenta que dos de sus niños han logrado salir de un Liceo Técnico. “Deben darse cuenta que ellos pueden hacer lo que quieran. Quiero que lleguen a  la Universidad”. El viaje termina hoy en la Quinta Región, aunque el profesor sabe que la travesía de sus vidas recién comienza. LOV

 Por Marysol Bustamante y Sebastián Labra.

Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Esta información, nota, entrevista, artículo o escrito fue elaborado a base de agencias de medios, comunicados de prensa, colaboradores, redactores u otros medios de comunicación.

Región de Valparaíso: Centros de Formación Técnica estatales se construirán en Los Andes y San Antonio

Revisa las nuevas tarifas de Metro Valparaíso