close
El sucio maquillaje de la Ciudad Jardín

El sucio maquillaje de la Ciudad Jardín

Viña es una de las ciudades con mayor cantidad de tomas en su comuna.

Viña del Mar, ciudad bella a puro maquillaje. Con esta sentencia quiero comenzar mi columna sobre la ciudad jardín, una ciudad que tiene “la pura cara de cuica”. A muchos les puede llamar la atención que hable así de una de las grandes ciudades turísticas de Chile, sin embargo, hay mucho de cierto en esto, mientras solo miramos el hermoso borde costero, también hay que recordar o dar  a conocer que hay un mágico patio trasero que no aparece en la imagen que proyecta esta urbe.

El dato es público, vivimos en la región con más pobreza y cesantía del país, pero muchos desconocen que el centro de esta pésima característica es Viña del Mar y no Valparaíso como siempre se cree y mucho quieren hacer creer. Acá paradójicamente la pobreza se concentra en una de las comunas más adineradas del país.

Estos datos se pueden corroborar con la organización “Un Techo” (ex Un Techo para Chile), los que se encargan de aquellas personas que han sido abandonadas por su comunidad, ellos trabajan a diario en las “tomas”, grupo que la municipalidad viñamarina se esfuerza por cerrar, para que como parásitos vayan despareciendo.

No es fácil hablar estos temas en una comunidad que quiere vender una imagen superficial, una comunidad que olvida sus cerros y se centra en Reñaca, el Festival de la Canción y logros estéticos, que tal cual como “miss mundo” parecen ser solo adornos a la hora de analizar una de las realidad de la ciudad.

¿Qué podemos hacer para revertir una realidad tan cruda? Primero denunciarla, conocer los lugares afectados, hablar con los pobladores y despertar ante tan cruel trato. Como todos saben, los políticos aparecen en los campamentos solo cuando hay grandes tragedias o cuando se vienen las elecciones, prometiendo canchas de fútbol por un voto o regalando calendarios para ganar las elecciones. Todos los partidos políticos hacen lo mismo, algunos de manera más violenta que otros.

Los poco que trabajan realmente por una mejor ciudad, más igualitaria, es a quienes está dirigida esta columna, para que saquen esa potente voz en el nombre de las personas que lo necesitan y denuncien las injusticias y esta realidad de la que hablo. El Ministerio de Planificación indica que en la Quinta Región existe un 5,3% de personas en condición de indigencia y un 13,9% en situación de pobreza. En Viña hay 17.993 habitantes en la primera categoría y 47.188 habitantes en la segunda.

Esta ciudad que dice ser la ciudad jardín debe recordar que su patio trasero lo tiene botado, lleno de escombros, donde guardan las herramientas para trabajar en la “cara” bonita, la que vende y la que repleta de dinero las arcas comunales, mientras el resto de los ciudadanos busca como conseguir un trabajo digno y un terreno para vivir evitando ser estafados por empresas bancarias que se aprovechan de su vulnerabilidad.

Viña del mar debe comenzar a trabajar en sus números ocultos, en los que incomodan, en ese 30% de campamentos a nivel nacional, en esas miles de personas que viven con 50 mil pesos mensuales, en ese  99% de personas que viven en campamentos que no alcanzan la educación superior, donde la pobreza al contrario de lo que dicen los medios de comunicación, acá ha ido en aumento en los últimos años, y para muestra es cosa de ver el nuevo campamento ubicado a la salida de la ciudad ( por Nueva Aurora) con más de mil personas, uno de los más grandes del país.

Son más de 11 mil familias que están viviendo en campamentos en Viña del Mar, y nuestra ciudad se esfuerza en mostrar una cara renovada, una ciudad que vive de festivales y farándula mediocre, cuando debiese actuar donde es necesario. Basta de teatro, basta de maquillaje, veamos la verdadera cara, a ver  cómo nos vemos a la luz sin maquillaje.

Por Gonzalo Larenas

Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Esta información, nota, entrevista, artículo o escrito fue elaborado a base de agencias de medios, comunicados de prensa, colaboradores, redactores u otros medios de comunicación.

‘Libro Libre’ acusa de robo a Consejo de la Cultura

Municipios revisa sistema de alerta de tsunami traído de Japón