close
Cuento Inédito: Juan y yo y mi último Fondart

Cuento Inédito: Juan y yo y mi último Fondart

Juan era un mal alumno y yo uno ejemplar. Juan no tenía futuro y yo tenía uno próspero. Juan no tenía creatividad (eso decían las Profesoras del colegio) y yo no dejaba de crear. Juan hizo preuniversitarios y yo no necesité ninguno. Juan entro a duras penas a la Universidad y yo sin problemas. Juan no duró en su carrera, se retiró y entró a una privada, yo en cambio seguí en la Universidad tradicional que siempre quise. Nos veíamos de vez en cuando, nos topábamos en boliches universitarios de madrugada, Juan apenas se sostenía en pie de lo borracho, pero me reconocía y me abrazaba con cariño. Juan leyó cinco libros de ficción en su vida, todos por obligación. Yo leí cinco por obligación, pero perdí la cuenta de todos los que he leí por placer. Juan terminó su carrera y se fue de vacaciones. Yo terminé la carrera y me puse a trabajar en otra cosa por mientras conseguía algo en lo que estudié. Juan volvió de vacaciones y se puso a trabajar. Yo seguía intentando conseguir algo mejor. Juan pololeaba y pronto se casó. Yo pololeaba, pero duraban poco mis relaciones. Juan tuvo un hijo. Yo veía demasiado lejano el ser padre. Juan se compró un departamento. Yo arriendo una pieza. Juan se compró un auto. Yo ahorré y me compré una bicicleta. Juan tuvo un segundo hijo. Yo ya ni pienso en que ser padre sea una posibilidad para mi. Juan tiene una hermosa familia. Yo tengo una gata. Juan engordó y yo sigo flaco como siempre.  Juan tiene asados los domingos. Yo aquellos días salgo a caminar o veo películas online acariciando a mi gatita. Juan sonríe, yo también.

Juan y yo nos encontramos en el supermercado. Juan me abraza con cariño como siempre, yo también a él. Vamos por una cerveza. Juan me pregunta en qué estoy. Yo hablo de mi gata, las clases particulares que hago de violín y del Fondart que estoy postulando este año. Juan me habla de Chile, de la minería y de lo poco que ve a su familia a veces por su trabajo. Yo no digo nada más. Juan sigue hablando. Yo, mientras él habla, pienso que este será el último Fondart al que postularé, debo prometérmelo, no puedo seguir año tras año así. Juan tiene algunas canas y yo algunas arrugas. Juan se despide y  ofrece ir a dejarme, yo le agradezco, pero le recuerdo que ando en bicicleta. Juan se sube a su auto y mientras se va me grita algo que no logro entender, pero supongo es un chiste, así que sonrío y le hago una seña cordial y cariñosa. Juan ya va de regreso a su casa, su familia espera y yo sobre mi bicicleta en dirección contraria, me voy pedaleando rápidamente, pues quedan pocos días para el cierre de la postulación y además, mi gata ya debe tener hambre.

Por Fernando Mena, actor, dramaturgo y autor de la novela “Hogar” (Editorial Kindberg). Protagonizó la película “Andrés lee i escribe” (Dirigida por Daniel Peralta) y ha escrito obras de teatro como “Negros” y “15 años después”.

Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Esta información, nota, entrevista, artículo o escrito fue elaborado a base de agencias de medios, comunicados de prensa, colaboradores, redactores u otros medios de comunicación.

Contraloría Regional confirma irregularidades administrativas en municipio de Valparaíso

En San Felipe realizarán la próxima reunión para la Consulta Constituyente Indígena en la Provincia de Valparaíso