close
Conoce la primera biblioteca medioambiental en el Gran Valparaíso, un impulso para la educación verde

Conoce la primera biblioteca medioambiental en el Gran Valparaíso, un impulso para la educación verde

El Jardín Botánico de Viña del Mar acaba de inaugurar una biblioteca centrada totalmente en la educación ambiental. Conocimos a fondo esta iniciativa, pero también conversamos con expertos respecto el estado de este tipo de educación en la Quinta Región ¿Es suficiente lo que hay en la zona y cómo se puede profundizar en estos conceptos? Hablan especialistas.

Por Francisco Rivera A.

El Jardín Botánico de Viña del Mar inauguró recientemente una nueva biblioteca en sus dependencias. Se trata de dos contenedores de 45 metros cuadrados, que en su interior albergan un sector audiovisual y otro donde se encuentran repisas con libros y espacios para la lectura. Incluso se puede subir al techo que está completamente tapizado con pasto y plantas. Una forma de devolver el espacio natural que se perdió. Además, toda la luz es producida por paneles solares.

¿Pero que hace tan especial a esta nueva biblioteca? Su propósito. Busca promover un tipo de educación que no siempre está en el currículo de los colegios: la ambiental. Niños y niñas de los diferentes colegios de la región ahora pueden visitar para ampliar sus conocimientos en las ciencias botánicas, jardinería, flora, fauna y medio ambiente. También está abierto para mayores a quienes les interese el tema.

LA EXPERIENCIA BOTÁNICA

“Una de las misiones del Jardín Botánico es la educación ambiental. Nosotros tenemos varias misiones y visiones, que son por ejemplo la conservación in situ, es decir traer especies de afuera y protegerlas. Pero además de la conservación, está muy importante y muy grabado la educación ambiental, estamos enfocados en eso, por eso se hizo esta biblioteca”, señala Alejandro Peirano, Director del Jardín Botánico de Viña del Mar, agregando que el proyecto costó alrededor de 25 millones de pesos.

Peirano adelanta que quieren implementar otro tipo de proyectos enfocados en la educación ambiental, como por ejemplo una pequeña hidroeléctrica, para que se entienda el proceso de transformación de energías renovables. “Así reforzamos esta pata que es muy importante para el Jardín Botánico, que es la educación, porque aquí está el futuro de la humanidad en el fondo. Si estos jóvenes se integran con nuestro sello, botánico y medioambiental, vemos con alguna esperanza el futuro de la humanidad, porque hoy la destrucción y la contaminación está alta”, explica el director del parque.

Marlén Soto, Ingeniero Ambiental y encargada de educación ambiental en el Jardín Botánico, considera que aún falta profundizar más en este tipo de educación en la región, sin embargo, mantiene esperanzas positivas al respecto. “Cuando llegué no recibíamos más de 5 mil estudiantes al año, a fines del año pasado recibimos a casi 9 mil. Faltan cosas por hacer, pero yo creo que cada día la gente se está motivando más. Los colegios y los profesores buscan instancias para tener educación ambiental. Instancias no formales, porque el currículo formal no lo incluye”, argumenta Soto.

El Jardín Botánico de Viña del Mar inauguró una biblioteca centrada en la educación ambiental. Una medida inédita en la región.
El Jardín Botánico de Viña del Mar inauguró una biblioteca centrada en la educación ambiental. Una medida inédita en la región.

EL ESTADO DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL EN LA REGIÓN

A pesar que existan iniciativas como la del Jardín Botánico, ¿cómo estamos respecto a educación ambiental en la región? Dos expertos en este ámbito nos dan su visión respecto al estado actual de este tipo de educación, qué es lo que se está haciendo y qué es lo que falta.

Eva Soto, Ingeniero Civil Bioquímico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) y directora del Departamento de Medio Ambiente (DMA) de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), considera que si bien existen iniciativas, especialmente dentro de las universidades, la educación ambiental en general aún está al debe. “Dentro de las instituciones que tienen formación ambiental, la UPLA es la única que tiene un Magister en educación ambiental. No hay otro”, ejemplifica..

 “Si nos acotamos a lo que hacen las instituciones, la Corporación Municipal de Valparaíso (CORMUVAL), tal y como ocurre también en Viña del Mar, hay algunas iniciativas vinculadas a los colegios o establecimientos educacionales que tienen certificación, y eso está validado por el Ministerio de Medio Ambiente. Pero si vemos el universo de colegios y liceos, sigue siendo poco. Y además, hay que tener en cuenta que para tener certificación ambiental son tres niveles, y muy pocos recién llegan al nivel básico”, explica la directora del DMA-UPLA.

Según la experta, la educación ambiental debiese tener un papel más importante, como por ejemplo en los colegios. “Lo ideal sería que esté en el currículo de los colegios. Pero tengo conocidos que son profesores y me dicen que están tapados de pega, entonces meterle un contenido más es complejo. Pero si viene del gran paraguas del Ministerio de Educación, y de mano del de Medioambiente, debería estar. Y no sólo tocarse las temáticas asociadas a ciencias, porque la sustentabilidad la puede encontrar en todo, por ejemplo en el trabajo en historia con los pueblos originarios, o la filosofía también tiene relación”, indica.

Por otro lado, para René Squella, psicólogo de la Universidad de Valparaíso (UV) y experto en psicología socio ambiental, en la Quinta región por lo menos la educación ambiental está retrasada. “Hay un estudio de PUCV, donde estableció la correlación entre conocimiento ambiental y conducta ambiental. Y tomaron estudios de colegios que están participando en la certificación ambiental por el ministerio y también colegios que no están participando, para hacer un estudio comparativo. La respuesta fue que no existe ningún cambio entre una y otra, y que el conocimiento ambiental no necesariamente se ve reflejado en una mayor conducta ambiental”, señalaa.

Según Squella, esto claramente devela que es necesario cuestionarse cuáles son los aspectos dentro de la educación ambiental, que se está ofreciendo actualmente, que no están logrando sus objetivos. “De repente, en eso mismo, está faltando, un montón de elementos que tendrían que ir a la base de la educación ambiental como este tema de la resolución de conflictos ambientales, como la conciencia del medioambiente en el cual están insertos, como el tema de la participación del educando”, explica Squella.

Si bien, para Squella, es relevante que el Estado se ponga la camiseta de la educación ambiental, no es sólo éste el que tiene que tomar la guaripola del asunto, tanto el mercado como la sociedad civil también pueden hacerlo. “La educación ambiental se tiene que hacer no sólo en el aula, sino que se tiene que hacer en el territorio. Incentivar el tema de los jardines botánicos, los parques naturales y todo eso, son escenarios de educación ambiental súper relevantes que se les tiene que sacar partido”, concluye el psicólogo socioambiental. LOV

Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Esta información, nota, entrevista, artículo o escrito fue elaborado a base de agencias de medios, comunicados de prensa, colaboradores, redactores u otros medios de comunicación.

Región de Valparaíso: abren convocatoria a segunda versión del Premios Arte y Cultura

Minvu abre postulaciones para 9 mil subdidios para sectores medios