close
Bodega Simón Bolívar: la importante huella del pasado industrial de Valparaíso

Bodega Simón Bolívar: la importante huella del pasado industrial de Valparaíso

Escudriñamos en la historia de este monumento nacional que los opositores a la construcción el Mall Puerto Barón han defendido tanto. Más allá de su imponente estructura, esta bodega representa el pasado industrial de la ciudad puerto y hoy podría ser “absorbido” por un centro comercial. Revisa su historia.

Marysol Bustamante A. 

La Bodega Simón Bolívar es hoy en día un símbolo importante de la batalla contra la construcción del futuro Mall Barón. Uno de los primeros monumentos nacionales de la zona sería asimilado por el gigante del retail, Mall Plaza. Las organizaciones en contra la han defendido fervientemente, ya que es un ícono de la época industrial del puerto del siglo XX, cuando este sector era el centro neurálgico de la actividad portuaria.

Construida en 1937 para guardar carbón y salitre, hace pocos años era conocida como el frigorífico Barón. Con el pasar del tiempo, la bodega pasó a ser propiedad de TPS, y se convirtió en  el  Terminal de Cruceros el año 2002, sitio de bienvenida de los turistas extranjero que arriban a la ciudad luego de largos viajes en transatlántico, además de ser usado como centro de eventos durante el año.

Pero no solo su ubicación privilegiada frente al mar la convirtió en un monumento nacional. Su estructura de 500 metros de largo, es una importante huella arquitectónica de la época industrial del siglo XX, luego de la crisis económica de 1929, cuando se pensó a Valparaíso como una ciudad industrial. Pero hoy es un lugar de atractivo histórico, cuya versatilidad de su uso y la amplia estructura la hace tan valiosa tanto ahora como en el pasado, razón por la que los detractores del Mall la defienden con garras y uñas.

En vista de estos antecedentes, quisimos profundizar en la historia de la Bodega Simón Bolívar, que se ubica entre la estación Francia y Barón, frente a la Facultad de Derecho de la Universidad Valparaíso y qué significa para la historia del país.

QUÉ REPRESENTA HOY

La verdad es que alrededor de la Bodega Simón Bolívar sólo quedan las ruinas de un país cuyo futuro era otro. Pablo Aravena, académico de la Universidad de Valparaíso, licenciado en historia y magíster en filosofía. Su diagnóstico es drástico: “Es una huella de la fase industrial, significa que en algún momento el destino del país fue pensado de una forma distinta al que hoy pensamos. En el pasado Chile pudo ser otra cosa, porque el dato duro es que hoy en Chile no hay industria”.

Lo cierto es que hoy Chile es un país exportador de materia prima, como el cobre. El análisis de Ramírez es profundo, más allá de los imponentes 500 metros de longitud de la bodega, cuya fecha de construcción, 1937, no es casual. Se vivía un período de incertidumbre tras la crisis económica de 1929 y la Bodega Simón Bolívar, de alguna forma, representó un nivel de libertad que hoy desconocemos, según Aravena.

“Te das cuenta que en el pasado tuvimos niveles de autonomía muchos más elevados amplios, como elegir y diseñar  nuestras propias estrategias de desarrollo económico, libertad que no tenemos hoy, y eso se sustenta en el argumento de que la globalización es un destino inexorable. En el gobierno de Bachelet, nuestro país se convierte en el país con más TLC firmados. Cuando no tienes medidas de protección, hay una apuesta por los negocios, pero la contrapartida es que tienes un país en extremo vulnerable”, reflexiona.

Así, una vez que tiramos la hebra de la historia de este monumento, para Aravena, “te encuentras con la historia de un país que se pensó industrial, a un proyecto distinto que hoy se exhibe como único posible. Hoy día, el destino de la bodega es la gran verdad de Chile. Pasa sin mediar otro tipo de fase de desarrollo, pasa de ser un centro industrial a ser un terminal de pasajeros. De ser industrial a pos industrial, a la lógica del turismo y del servicio”.

Pablo Ramírez dice que la bodega es el símbolo de un país con un pensamiento distinto
Pablo Aravena dice que la bodega es el símbolo de un país con un pensamiento distinto

VALPARAÍSO PATRIMONIAL: LA ANULACIÓN DEL PUERTO 

La polémica por la construcción del Mall Barón continúa. Luego de que el recurso de protección en contra del proyecto paralizara las obras, hoy se ve el sector intervenido y deprimido. La bodega finalmente quedará reducida a un mero espacio comercial, cuestión que para expertos significaría enterrar el carácter de puerto de la ciudad.

Ramírez ahonda en este análisis: “El carácter de patrimonio no es cultural. Es una estrategia económica cuando el puerto se da por perdido. Los viejos portuarios la tienen muy clara. Si estás apostando a que Valparaíso desarrolle su actividad portuaria desde el sector del Muelle Prat, tienes como máximo de sobrevivencia del puerto treinta años, porque la profundidad del mar no va a soportar los buques del calado que van a llegar”.

Escudriñar en la historia de esta bodega es analizar la problemática actual del sector del borde costero y en las proyecciones de la ciudad puerto: “el sector Barón tiene una profundidad que por lo menos hace proyectable un desarrollo a cien años. ¿Por qué quieren poner un mall? Es una deliberada anulación de la actividad portuaria. Alguien pensó que Valparaíso tenía como futuro treinta años más”. LOV

 

Equipo de Redaccion

Equipo de Redaccion

Esta información, nota, entrevista, artículo o escrito fue elaborado a base de agencias de medios, comunicados de prensa, colaboradores, redactores u otros medios de comunicación.

Viña del Mar: Superintendente de Bomberos solicitó ser incorporados al presupuesto municipal

Valparaíso: Ubicación de los estanques de agua por corte de Esval